El equipo fotográfico

Han pasado por mis manos diferentes equipos fotográficos, mejores, peores, caros, baratos…. Yo al final me he hecho con un equipo fotográfico que está de acuerdo con mi presupuesto disponible y se adapta más o menos a mis necesidades. De hecho el 90 % es de ocasión.

Sirva esta reflexión que voy a hacer, para transmitir un pensamiento que siempre tengo cuando entro y leo en los “maravillosos” foros de fotografía. Y es que veo que la mayoría de la gente vive preocupada por si su equipo es capaz de sacar una nitidez determinada o unos colores “x” o si la lente tal o cual produce aberraciones cromáticas o viñeteo, en lugar de preocuparse de aprender a conseguir mejores imágenes.

Hoy en día casi cualquier equipo puede hacer cualquier foto en cualquier condición; vale de acuerdo, ahora me diréis que eso no es así, que una lente “pata negra” siempre sacará mejor nitidez y colores, y blablabla…. y puede que tengáis razón, pero yo he visto auténticas maravillas de fotografías hechas con equipos modestos.

Lo que en definitiva quiero transmitir, es que no hay que preocuparse tanto de si nuestro equipo es mejor o peor, aunque está claro que si te puedes permitir un equipo caro profesional, pues mejor que mejor, pero en realidad creo que es sano plantearse sacarle el máximo partido a lo que se tiene y no estar constantemente preocupado por lo bueno o malo que pueda ser el equipo.

Yo estuve preocupado por la calidad de mi maravillosa lente pata negra 24-70 hasta que un buen día llegué a la conclusión de que la lente que tenía era así, es decir, daba lo que daba y punto, a partir de ese momento me dediqué a estudiar como obtener el mejor partido de mi lente, mediante diversas pruebas, llegué a ciertas conclusiones con las pruebas y actualmente ya me llevo bien con ella… Este no es más que un ejemplo de lo que me ha pasado a mi y de lo que a mucha gente le pasa, pero quiero transmitir que simplemente aprendiendo a sacarle el mejor partido a lo que tenemos, nos puede llegar a hacer “felices” y propiciar dedicar nuestro tiempo a buscar “nuestra fotografía” en vez de a vivir constantemente preocupados por el equipo.

This entry was posted in Fotografía.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

Cargando Captcha...