El equipo fotográfico

Han pasado por mis manos diferentes equipos fotográficos, mejores, peores, caros, baratos…. Yo al final me he hecho con un equipo fotográfico que está de acuerdo con mi presupuesto disponible y se adapta más o menos a mis necesidades. De hecho el 90 % es de ocasión.

Sirva esta reflexión que voy a hacer, para transmitir un pensamiento que siempre tengo cuando entro y leo en los “maravillosos” foros de fotografía. Y es que veo que la mayoría de la gente vive preocupada por si su equipo es capaz de sacar una nitidez determinada o unos colores “x” o si la lente tal o cual produce aberraciones cromáticas o viñeteo, en lugar de preocuparse de aprender a conseguir mejores imágenes.

Hoy en día casi cualquier equipo puede hacer cualquier foto en cualquier condición; vale de acuerdo, ahora me diréis que eso no es así, que una lente “pata negra” siempre sacará mejor nitidez y colores, y blablabla…. y puede que tengáis razón, pero yo he visto auténticas maravillas de fotografías hechas con equipos modestos.

Lo que en definitiva quiero transmitir, es que no hay que preocuparse tanto de si nuestro equipo es mejor o peor, aunque está claro que si te puedes permitir un equipo caro profesional, pues mejor que mejor, pero en realidad creo que es sano plantearse sacarle el máximo partido a lo que se tiene y no estar constantemente preocupado por lo bueno o malo que pueda ser el equipo.

Yo estuve preocupado por la calidad de mi maravillosa lente pata negra 24-70 hasta que un buen día llegué a la conclusión de que la lente que tenía era así, es decir, daba lo que daba y punto, a partir de ese momento me dediqué a estudiar como obtener el mejor partido de mi lente, mediante diversas pruebas, llegué a ciertas conclusiones con las pruebas y actualmente ya me llevo bien con ella… Este no es más que un ejemplo de lo que me ha pasado a mi y de lo que a mucha gente le pasa, pero quiero transmitir que simplemente aprendiendo a sacarle el mejor partido a lo que tenemos, nos puede llegar a hacer “felices” y propiciar dedicar nuestro tiempo a buscar “nuestra fotografía” en vez de a vivir constantemente preocupados por el equipo.

Posted in Fotografía

Ese oscuro tema que es la gestión de color.

Gestión de color: Procedimiento de ajustes por el que se deberían igualar los resultado visuales de color en una imagen representada en un dispositivo de salida determinado, electrónico (pantalla) o físico (papel)

Mucho he leído sobre la gestión de color para poder llegar a entenderla, la realidad es que es un tema de cierta complejidad y que parece que nunca se llega a dominar, puesto que resulta técnicamente complejo y difícil de entender a menos que uno sea especialista en esta materia en particular.

Trataré de arrojar algo de luz sobre este sombrío terreno, explicándolo para el “pueblo” y dejando las configuraciones más habituales desde el punto de vista del aficionado, aunque también válidas para el profesional, siempre orientado a la fotografía.

No quiero entrar a profundizar en aspectos técnicos complejos que van resultar difíciles de comprender y que no van sino a contribuir a perdernos más aun en nuestro “mar de dudas”.

En la gestión de color debemos diferenciar dos aspectos importantes, el relacionado con “lo que vemos” en el monitor y el relacionado con lo que obtenemos al imprimir. Cuantas veces no hemos mandado a imprimir nuestras fotos llevándonos una gran decepción al ver que el resultado impreso no coincide ni por casualidad con lo que veíamos en nuestra pantalla durante el proceso de edición de la imagen.

En este caso voy a explicar cómo he configurado mis equipos para obtener los mejores resultados.

Mi escenario de trabajo consta de un equipo de fotografía Nikon, el ordenador que empleo para procesar las fotografías es un iMac 27” (late 2012), el software de procesado que uso es GIMP, Photoshop y Capture NX2 para el revelado y la impresión en papel de mis fotografías la hago en un servicio de impresión digital donde emplean plotter de impresión digital.

Paso a explicar como está configurado todo y algunos pormenores de cada elemento de la cadena en cuestión.

Normalmente a la hora de la toma fotográfica mis cámaras están configuradas para realizar la grabación de la fotografía en RAW y con el perfil de color incrustado Adobe RGB, para obtener un rango de color más amplio.

En el momento del revelado de los archivos RAW obtenidos con la cámara en el software de revelado Capture NX2 es cuando incrusto el perfil de color en la imagen con el que llevaré a cabo todo el flujo de trabajo hasta la impresión.

Es importante tener un monitor correctamente calibrado para obtener la máxima fidelidad de color a la hora del procesado, para ello se debería emplear un calibrador que es el dispositivo con el que mejores resultado obtendremos en el calibrado de nuestro monitor. Intentar calibrar el monitor “a ojo” es una perdida de tiempo, ya que nunca conseguiremos resultados correctos.

calibrador.jpg
El segundo paso es configurar nuestros programas para que usen el espacio de color adecuado. En el programa de revelado que sería el paso siguiente a la toma de la fotografía habrá que colocar el perfil de color adecuado, en mi caso, el perfil de color que empleo para incrustar en mis imágenes es el eciRGB v2 ICCv4, este perfil fue creado por la European Color Initiative (ECI) tratando de estandarizar el proceso de gestión de color. Si quieres saber más acerca de la gestión de color puedes hacer clic en el enlace.
El perfil puede ser descargado aquí además de otros documentos de interés acerca de la gestión de color.
Detallaré la configuración del software que yo uso, aunque es extrapolable a cualquier software de edición de fotografía.
En Capture NX2:

conf_capturenx2.png
En Photoshop:

conf color ps.png
Aunque yo envío en mis fotografías el perfil de color incrustado que he mencionado más arriba, por ser este un perfil diseñado para dar una respuesta lo más fiel posible en casi todos los casos, sería conveniente solicitar al laboratorio o establecimiento donde vayamos a imprimir nuestras copias el perfil de color que emplean en sus máquinas de impresión, e incrustarlo en nuestras fotos para enviarlas ya con el, asegurándonos de que el resultado será por lo menos altamente parecido en casi todos los casos. Por lo general la gran mayoría de laboratorios o centros de impresión emplean máquinas con sistemas de impresión por cuatricromía (CMYK) con sistemas de conversión de espacio de color, normalmente hacia sRGB por el parecido entre este espacio de color y el CMYK, por lo que el perfil ICC incrustado en la imagen que queremos imprimir debería ser sRGB.
Por otro lado, resulta muy útil emplear la prueba de color que permiten programas como PS o Capture NX2 para tener una idea muy aproximada de como será el resultado visible en cuanto a color se refiere. En el momento de hacer la prueba de color en el software que estemos usando, debemos seleccionar el perfil de salida que emplearemos, por ejemplo, sRGB si el destino final de nuestra imagen será la web o dispositivos electrónicos, o el perfil del dispositivo de impresión que vayamos a emplear para imprimir nuestras fotos.
Captura de pantalla 2013-11-15 a la(s) 20.39.47.png
Captura de pantalla 2013-11-15 a la(s) 20.40.11.png
Estas capturas muestran como se configura Photoshop para realizar pruebas de color sobre las imágenes que estamos editando, en la primera captura el menú al que acceder para configurar la prueba y en la segunda la configuración necesaria (en este caso para visualizar como quedarán los colores en un fotolibro de la empresa BLURB).
Una vez debidamente configurada la prueba, pulsando CMD+Y (mac) o Ctrl + Y (Windows) podremos activar y desactivar la prueba de color viendo los resultados que obtendremos. Resulta posible corregir los colores mientras la prueba está activada para adecuarlos a nuestro gusto.

Posted in Técnica

Los foros y las redes sociales de fotografía.

Curiosos lugares de encuentro “digital”, donde se reúnen los más variopintos personajes vinculados de alguna manera con el mundo de la fotografía, los hay que pasan para aprender, los hay que pasan para alimentar su ego, los hay que pasan para intentar ayudar, los hay que los usan como escaparate de su trabajo y los hay incluso que pasan para simplemente sembrar cizaña, disfrutando tras un teclado y una pantalla de como los demás se revuelven ante comentarios despectivos o ante la carga de una imagen pensada para sublevar al personal.

Me encuentro suscrito a muchos de ellos, pero el hastío de ver situaciones en las que la gente carga sus fotos sin el más mínimo sentido de la autocrítica y situaciones en las que la gente no ha valorado el tiempo y el esfuerzo de quienes se han molestado en pasar a ver su imagen y a efectuar una crítica constructiva, con la que mejorar las siguientes fotos, o de ver como gente usa el foro como su escaparate personal cuando la finalidad del mismo se presupone que es para la crítica constructiva y por lo tanto para mejorar nuestro quehacer fotográfico, ha conseguido que prácticamente deje de visitarlos y aportar lo que humildemente pueda.

Resulta por otro lado bastante triste ver los cientos de comentarios a fotos mediocres o simplemente malas, tales como “preciosa foto….”, “que maravilla de foto….”, etc… en las redes sociales como Facebook o Flickr (siendo en esta última más grave el tema, ya que se trata de una red social de fotografía). Cuando en realidad, si lo que pretendes es aprender o mejorar tu trabajo, eso no ayuda en nada. Otra cosa bien distinta es si se usan estas redes como simple escaparate personal, en cuyo caso “todo vale”.

Desde mi punto de vista, mucha gente que se compra una réflex ya cree que es fotógrafo y de ahí a la realidad de serlo, hay un largo trecho… Puedes comprar la cámara y con un poco de interés y esfuerzo aprender algunos conceptos básicos con los que conseguir algunas fotos mejores en tu haber, y si tu interés por la fotografía va en aumento o simplemente ya era muy grande, entonces debes empezar a “moverte” para aprender lo máximo que puedas.

Hoy día disfrutamos de las nuevas tecnologías de comunicación e información y desde luego soy partidario de aprovecharlas al doscientos por cien, y es ahí donde entre otras muchas cosas entran los foros y las redes sociales en el caso que nos ocupa. El gran problema de, sobre todo, los foros de crítica fotográfica es que como ya he mencionado anteriormente no son usados al cien por cien para aquello para lo que fueron concebidos y mucha gente que empieza y trata de buscar ayuda en ellos acaba aburriéndose en primer lugar de los “dioses de la fotografía” que echan por tierra de muy malas maneras las fotos que los iniciados cargan en el foro, lejos de hacerles críticas constructivas y después de ver que son muy pocos los que verdaderamente ayudan y animan a seguir aprendiendo. Estos últimos acaban por dejar de entrar debido a lo que explico al principio de esta entrada.

Es una pena que esto sea así pero es una realidad que vengo observando en los diferentes foros y redes sociales, situaciones que hacen que pensar en una posible “decadencia” de estas formas de comunicación en este ámbito. Aunque también podría ser que se trate de ciclos “naturales” en los que hay bajadas y subidas de acceso y uso de los mismos, debidos a circunstancias sociales, económicas, etc…

De cualquier forma, esto es sólo mi opinión personal.

Posted in Fotografía

El retrato

Después de probar muchas de las disciplinas de la fotografía y tras comenzar a trabajar con mi “maese”, llegué a la conclusión de que la disciplina que más me gustaba era la del retrato de personas, en especial el desnudo, aunque trabajar cualquier otro ámbito del retrato también me gusta.

_AMP7215.jpg

El trabajo con modelos puede resultar un autentico desafío, ya que además de la problemática de encontrar modelos dispuestos a posar, incluso para la realización de sesiones de desnudo, a menudo hay que luchar con la muy poca o casi nula experiencia en la pose de los mismos.

Es pues un desafio, en primer lugar el hecho de que el tratamiento con una persona que posa por primera vez, sobre todo si se trata de una modelo femenina, debe ser lo más “profesional” y respetuoso posible, se debe “romper el hielo” y hacer sentir a la modelo lo más cómoda posible, ya que de otra manera será verdaderamente difícil obtener retratos que merezcan la pena, por mucho esfuerzo que invirtamos en ello…

Desde el momento en que la modelo se sienta cómoda, será más fácil “moldearla” para obtener los resultados que pretendemos.

Algo similar ocurre con los modelos masculinos, aunque ellos no suelen tener tanto problema a la hora del posado desnudo, sin embargo suele ser más difícil obtener buenas poses si carecen de la experiencia necesaria.

Y desde mi punto de vista el segundo punto de gran importancia, es saber dirigir al/la modelo por parte del fotógrafo.

Independientemente de todo lo anterior, es una muy buena idea preparar previamente las sesiones y tener bastante claro lo que se pretende, aunque personalmente disfruto mucho improvisando. Desde mi punto de vista improvisar es como un entrenamiento a las neuronas, para salir airoso de las máximas situaciones posibles, pero como todo hacerlo puede acarrear “graves” consecuencias, por lo que hay que ser cuidadoso al hacerlo.

Posted in Fotografía

Comienza mi andadura en la web

He completado la creación de mi web e inicio mi andadura en la gran red, creo que es una buena forma de mostrar mi trabajo, porque ¿de qué serviría hacer mis fotos y no poderlas compartir?.

Actualizaré de forma más o menos periodica el contenido en la web y publicaré en el blog entradas de todo tipo, desde técnicas a entradas de opinión, pero siempre sobre la fotografía.

Posted in Fotografía